Viajes

Ven a El Malaín y sírvete tú mismo: una finca en la que eliges en el árbol la fruta que compras

Pin
Send
Share
Send


Recogiendo moras rojas, Finca El Malain en San Justo (Villaviciosa, Asturias)

“Hijo, tengo que decirte algo… ” (pausa dramática) “… los arándanos no se fabrican en los supermercados”. ¿Suena exagerado? Tal vez menos que la realidad en que muchos niños no han visto en su vida una vaca como la que produce la leche que ellos beben. Ni la leche se fabrica en el almacén del supermercado ni hay una cadena de fabricación de arándanos en la trastienda. Si estás de vacaciones en familia en Asturias, vete a la finca El Malaín y que ellos vean los frutos en sus plantas, los recojan y se los coman en casa.

La finca el Malaín es una frutería donde el techo es el cielo, las paredes son el campo y las bandejas de plástico con frutas son, bueno, bandejas de plástico con frutas. Pero sólo después de que uno mismo elija las que quiere, pudiendo probar alguna sin abusar, y las guarde en ellas.

Los niños a los que vi hacerlo estaban encantados con la actividad de recoger arándanos y moras y se lo tomaban, como otras tantas cosas en esa etapa de la vida, como un juego.

Vecinos curiosos, Finca El Malain en San Justo (Villaviciosa, Asturias)

Aunque, si nos paramos a pensarlo, ¿a quién, tenga la edad que tenga, no le gusta pasear entre poblados arbustos y recoger con sus manos las bayas más apetecibles? Y sin cargo de conciencia por hacerlo en la finca de un vecino, pues sabemos que al final las pagaremos, y más baratas y naturales que en un supermercado.

Grosella negra, moras y arándanos a la venta en Finca El Malain en San Justo (Villaviciosa, Asturias)

Pin
Send
Share
Send